Hacer la práctica meditativa

Muchas personas nos preguntan sobre la profundidad que puede  alcanzar su práctica de āsanas y muchas otras sobre cuándo podrán practicar la meditación. Dhyāna (traducido del sánscrito: meditación) tal como la explica Patañjali en Los Yoga Sūtras (III.2) es una práctica compleja que requiere una mente y un cuerpo preparado. Se caracteriza por el mantenimiento de una observación contemplativa regular y profunda.

Ahora, volvamos a nuestra práctica diaria. Cuando practicamos observamos parcialmente el cuerpo, eso nos lleva a concentrarnos en una zona del cuerpo descuidando la otra. En una zona hay vida pero en el resto hay muerte. ¡No hay percepción consciente! Al principio perdemos los beneficios de la postura concentrando demasiada atención parcial,  intentando constantemente perfeccionar la postura. Debemos observar la postura desde un punto y extender la observación hacia el resto, por ejemplo desde la base hacia el extremo opuesto y viceversa.

Centrarse en un punto es concentración (dhāraṇā). Centrarse en muchos puntos a la vez es meditación (dhyāna). La meditación no tiene punto de enfoque.

Con la práctica descubrimos que en nuestro cuerpo hay una parte agresiva y otra no. En un lado hay violencia  porque se trabajando en exceso, en el otro no ha agresividad pero hay violencia no deliberada porque se trabaja poco o nada. Cuando unificamos las acciones conciliamos esta dualidad.

El yoga requiere análisis y experimentación. Tenemos que ver los mensajes que nos envían la piel, los músculos, los nervios mientras hacemos la postura. El análisis en la acción es la única guía. Al principio el análisis disipa energía, pero con el tiempo y el aprendizaje dirigimos la energía en  la dirección correcta. El esfuerzo se reduce y todo esfuerzo  ya no es esfuerzo sino que se siente como un gozo (Sūtra II.47).

Tal vez nuestro cuerpo y nuestra mente no están preparados para la meditación, tal vez- como dice Geeta Iyengar- aún no somos aptos para meditar, pero podemos hacer nuestra práctica meditativa profundizando en cada postura mediante el análisis y la atención consciente.

Agregar comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar