Hablemos de Śīrṣāsana

Śīrṣāsana y rectificación cervical.

Si a la Sarvāṅgāsana se le conoce como la reina  de todas las posturas a Śīrṣāsana se le considera el rey de todas las āsanas.

Su practica regular y precisa desarrolla el cuerpo y disciplina la mente. Equilibra el sistema endocrino y circulatorio. Ayuda contra el insomnio, la fatiga, la pérdida de memoria y el estreñimiento.

¿Qué hacer cuando se tiene rectificación cervical?

La rectificación cervical es la pérdida de la curvatura del cuello en la región cervical de la columna. Debido a la pérdida de la lordosis el cuello generalmente duele o se carga de tensión. Esta tensión llega también a provocar fuertes dolores de cabeza.

A la hora de practicar :

  • Practicamos la postura en la cuerda. La cuerda carga con el peso del cuerpo y deja al cuello descansar. Al estar cabeza abajo obtenemos beneficios similares al de una postura invertida.
  • Las piernas se pueden colocar en Baddhakoṇāsana o en Upaviṣṭha koṇāsana.

  • Practicamos con 2 sillas. Colocamos las sillas una frente a la otra. Las 2 sillas contra la pared.
  • El peso del cuerpo descansa sobre la linea de los hombros y el peso de la cabeza hacia el suelo estira al cuello permitiendo su descanso.

Las dos variantes permiten permanecer más tiempo en Śīrṣāsana sin sentir dolor en el cuello o la cabeza.

Recuerda:

  • Si hay mucho dolor y este irradia hacia los brazos es preferible practicar Viparīta Daṇḍāsana en silla y con soporte en cabeza o Viparīta Daṇḍāsana sobre el banco.
  • En caso de mareo, realizar flexiones de tronco con soporte en cabeza.

Agregar comentario