La práctica de yoga durante la menstruación

A veces durante el período menstrual nos sentimos más cansadas y adoloridas. El abdomen se inflama, se instala la pesadez y puede que nos duela la cabeza. Incluso podemos sentirnos más sensibles emocionalmente. Por otro lado, hay que saber, que aunque no experimentemos los efectos secundarios en esta etapa el cuerpo internamente sufre variaciones a nivel hormonal. Para ayudar a que este proceso transcurra sin obstáculo alguno debemos ajustar la práctica de yoga durante la menstruación.

El ciclo sexual femenino es el ciclo en el cual se desarrollan los óvulos y ocurren una serie de cambios en el organismo que preparan a la mujer para la implantación de un posible embarazo. Comienza el ciclo el primer día de la menstruación y termina con el primer día de la siguiente. Su duración es aproximadamente de 28 días, aunque hay mujeres en las que se extiende un poco más o dura un poco menos.

El ciclo posee cuatro fases:

  1. Menstruación
  2. Preovulación
  3. Ovulación
  4. Postovulación

Cada etapa lleva una secuencia ajustada a los cambios físicos y emocionales que se experimentan.

Fase 2: Menstruación

Hay un amplio grupo de āsanas que se pueden practicar durante el periodo menstrual que propician el descanso y la recuperación de la mujer.

 Posturas supinas con soporte en la espalda y cabeza:

Estas posturas propician la relajación del abdomen y la apertura de la pelvis, aliviando la tensión y muchas veces el dolor.

Flexiones de tronco o estiramientos hacia delante:

Con soporte en el abdomen y la cabeza para mantener el vientre blando y calmar al cerebro.

Posturas sentadas:

Generan espacio en el vientre. En algunas de ellas se pueden trabajar también los brazos para crear libertad y movimiento en las articulaciones.

Torsiones:

Las torsiones abiertas y suaves no comprimen la zona abdominal y alivian la sensación de pesadez.

Piernas:

Se pueden trabajar algunas posturas de pierna que ayudan a expulsar la sangre, pero no son todas recomendadas. Si se está cansada o el flujo es muy intenso es mejor evitarlas los primeros días.

También debemos evitar la práctica de posturas invertidas para dejar que el flujo menstrual salga normalmente sin ser interrumpido. Puede trabajarse Setu Bandha Sarvāṅgāsana  con soporte, pies al suelo o a bloques.

La práctica de yoga durante la menstruación dependerá mucho de cada mujer, del nivel de práctica que se tenga y del tipo de regla, es decir, si son dolorosas, abundantes, cortas o largas. Durante la práctica no debe sentirse cansancio por lo que es importante practicar Śavāsana durante 10 o 15 minutos para recuperarse.

Si quieres disfrutar de clases de yoga visita nuestros centros o contáctanos a través de nuestra web para recibir información. Estamos en Santa Cruz y en Puerto de la Cruz en Tenerife.

 

 

 

Agregar comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar