Pautas para practicar yoga saludablemente

Al igual que ajustamos una postura correctamente para evitar lesionarnos hay ciertos procedimientos que debemos tener en cuanta antes de practicar.  Establecer pautas para  practicar yoga saludablemente es, por lo general,  crear una ambiente externo e interno adecuado que nos permita obtener los beneficios esperados. Olvidar o pasar por alto estos criterios puede resultar en malestar y pérdida de energía y tiempo.

Pautas para practicar yoga saludablemente:

Tipo de práctica:

Es importante tener en cuenta que se pretende trabajar para ajustar y optimizar la práctica. Piernas y brazos, flexiones, extensiones, torsiones o extensiones laterales de columna requieren de secuencias activas. Relajación, respiración profunda o pranayamas de secuencias pasivas.

Hora:

Tanto la mañana como la tarde son adecuadas para practicar. En la mañana la mente está más descansada, pero el cuerpo más rígido. Sin embargo, en la tarde hay más cansancio mental pero el cuerpo está más flexible.

En dependencia de esto habría que ajustar la secuencia.  No se debe practicar tomando el sol directamente, ni en ambientes muy fríos o ruidosos.

Alimentación:

No se debe practicar con el estómago vacío ni con el estómago lleno. Hay que esperar de 2 a 3 horas después de ingerir alimentos para hacer la práctica. Se bebe agua unos 10 minutos después y con esto dejamos separados la digestión del ejercicio. La dieta debe ser la adecuada a la estación.

Tiempo:

La permanencia en las posturas debe ser la adecuada para no sentirse agotado. Se debe adaptar al nivel del practicante, a su estado físico y mental y a la estación.

Estación:

El exceso de calor y la humedad pueden llevar al individuo al agotamiento. En verano las digestiones son lentas y pesadas. El ejercicio se debe adaptar a la estación, al estado de la persona y combinarlo con la dieta. En invierno hay que tener en cuenta las afecciones respiratorias y en primavera-otoño las alergias.

Higiene fisiológica:

La práctica correcta favorece el buen funcionamiento del sistema digestivo y el excretor. Activa el metabolismo y moviliza la circulación. Fomenta estados de positivismo, aleja la pereza, el insomnio y favorece la estabilidad del sistema nervioso. La práctica incorrecta nos aparta de la salud.

Estado físico y mental:

Se debe evitar la práctica cuando se tiene agotamiento físico, exceso de estimulación de los sentidos o cansancio mental/sensorial. Si se va a practicar, entonces, debe adaptarse correctamente la secuencia a utilizar. Existen claros signos de fatiga física como: sudor excesivo, sequedad en la boca, dificultad para respirar y opresión en el pecho. Los signos de cansancio mental son el abatimiento, agitación, depresión o ansiedad

Mujer:

La mujer debe adaptar las secuencias de trabajo a su ciclo femenino. Hay una práctica para cuando se tiene el período menstrual, otra para la gestación y otras para el postparto y menopausia.

Dentro del ciclo hay variaciones en dependencia del estado físico y mental de la mujer, nivel de práctica, edad, tipo de regla, parto y recuperación.

Patologías:

Patologías diagnosticadas, accidentes o afecciones crónicas requieren de un programa terapéutico especializado.

 

Si quieres disfrutar de clases de yoga visita nuestros centros o contáctanos a través de nuestra web para recibir información. Estamos en Santa Cruz y en Puerto de la Cruz en Tenerife.

 

Agregar comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar